Datos personales

domingo, 31 de octubre de 2010

BASURA DE AMOR 1


ESTAS MUERTO. No vale rezar. No hay escapatoria ni segunda oportunidad. Te metiste hasta el fondo del asunto, entre las patas de los caballos. Caíste en mi telaraña y ahora, oyeme bien, procedo a dictar sentencia:

1) Primero te muerdo el orgullo y succiono tu lógica hasta que la escama más recóndita clame piedad.

2) Luego te inyecto incoherencias directo a la vena con mi aguijón inexperto. Incoherencias que ni yo entiendo, pero no sé por qué, quiero inyectartelas igual.

3) Finalmente pondré mis huevos ahí, justo ahí, para que tu lengua sirva de alimento para mis crías, pero antes dame uno que otro besito ahí donde tu sabes.


Lo mío es sadismo ilustrado, con un toque de vulgaridad inocente y una sonrisa encantadora. Niño, una vez que entras, no sales nunca. Puedes irte si quieres, pero de aquí, DE AQUÍ (mano golpeando el pecho) no sales nunca.


VEN Y CUMPLE TU SENTENCIA

¡CÁLLATE Y NO HAGAS PREGUNTAS!








1 comentario:

L Λ v Z x η dijo...

bueno su bló!
sumao al mío